Por Malena Morales Valentín (@masomova)
Directora de Desarrollo Sostenible y Reputación Corporativa de Backus SABMiller.

Responsabilidad Social y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Compartir:

Las empresas no se cuestionan más el valor que genera la Responsabilidad Social y por ello tienen una estrategia definida, alineada y transversal al negocio. Cuando pensamos en Responsabilidad Social (RS) pensamos en la manera ética de hacer negocios cuyo fin último es la Sostenibilidad.

Lograr desarrollo y sostenibilidad requiere de un enfoque sistémico donde todos los actores tienen la misma relevancia e interactúan desarrollando alianzas, lo cual genera impactos positivos y valor compartido.

Lo central es la sostenibilidad, el objetivo final; y sector público, privado, comunidades, ONGs, organismos multilaterales, entre otros, deben trabajar en conjunto para lograr ese objetivo. Lograr comunidades prósperas, sostenibles, hará que los negocios también lo sean.

Desde setiembre de 2015, los países cuentan con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que buscan transformar nuestro mundo, erradicando la pobreza, protegiendo el planeta y asegurando la prosperidad. Estos objetivos planteados para los próximos 15 años tienen metas específicas que sin duda requieren la participación de todos los actores: gobierno, sociedad civil, sector privado, organismos multilaterales y ciudadanos de a pie. Este nuevo marco exige a las empresas que ya tienen una estrategia, hacer una revisión y reenfoque con el objetivo de contribuir al logro de los ODS; y a las empresas que aún no han desarrollado su estrategia, les servirán de guía. Cada empresa identificará los objetivos con los que puede contribuir en función a la naturaleza de su negocio. Para implementar exitosamente los ODS, todos los sectores reconocen que se necesitará la inversión del sector privado y sus capacidades para impulsar el crecimiento inclusivo y sostenible y para proporcionar escala a soluciones financieras sostenibles para la pobreza.

En SABMiller revisamos nuestra estrategia de desarrollo sostenible e identificamos cómo contribuimos con los ODS. Así identificamos que nuestros cinco imperativos compartidos están alineados con 11 de los ODS.

Responsabilidad Social y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Para aquellas empresas que estén en la etapa de desarrollar una estrategia de RS y Sostenibilidad es clave: 1. hacer un mapeo de sus stakeholders o grupos de interés, conocer sus expectativas y nivel de relacionamiento con la compañía; 2. analizar los procesos y el ciclo de sus productos y/o servicios identificando su impacto; 3. Identificar los riesgos del negocio; 4. Identificar las fortalezas y 5. Identificar los ODS con los cuales el negocio contribuye. El punto 4 es muy importante, en ocasiones solemos quedarnos en los tres primeros aspectos y olvidamos el cuarto el cual justamente puede marcar una gran diferencia al momento de estructurar nuestro plan de acción. Llegado este punto podemos tener claro qué queremos lograr, debemos ahora pasar a definir ¿cómo lo haremos?, ¿con qué recursos?, ¿cómo mediremos el progreso? y ¿cómo comunicaremos la estrategia de responsabilidad social?. En ocasiones hay planteamientos extraordinarios en lo que se refiere a qué queremos hacer, pero que se han quedado en meros planteamientos dado que no tuvieron definida la estrategia completa. La estrategia de RS o sostenibilidad se define a la par que la estrategia del negocio, dependiendo de la empresa puede ser definida para los próximos 3 ó 5 años con revisiones anuales.

“Desde Setiembre del 2015, los países cuentan con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que buscan transformar nuestro mundo, erradicando la pobreza, protegiendo el planeta y asegurando la prosperidad. Estos objetivos planteados para los próximos 15 años tienen metas específicas que sin duda requieren la participación de todos los actores: gobierno, sociedad civil, sector privado, organismos multilaterales y ciudadanos de a pie.”

La estrategia de RS contribuirá a generar reputación para la compañía en la medida en que tenga un plan de comunicación que conecte con cada grupo de interés. Cada grupo de interés tiene sus expectativas y la comunicación debe entrar en sintonía con esa expectativa para que genere engagement. No se trata de hablarles de todo a todos, se trata de hablarles de lo que a cada uno le hace sentido, de lo que a cada uno le interesa y espera escuchar y saber de esa compañía. Responsabilidad Social y Comunicación deben ser 2 caras de la misma moneda para que genere reputación para la compañía. La variedad de medios, estilos y canales nos permite cada vez más segmentar los mensajes pero requiere sin duda de mayor especialidad de las áreas de comunicaciones. Asimismo, requiere modificar los estilos y códigos de comunicación adaptándolos al target.

Es el momento oportuno de revisar la estrategia de RS de la empresa alineándola en aquello que sea relevante y tenga sentido con los ODS; y asegurando que tenga integrado un plan de comunicaciones que permita contribuir a la reputación de la empresa, la licencia para operar y la sostenibilidad del negocio.

“La estrategia de RS contribuirá a generar reputación para la compañía en la medida en que tenga un plan de comunicación que conecte con cada grupo de interés. Cada grupo de interés tiene sus expectativas y la comunicación debe entrar en sintonía con esa expectativa para que genere engagement. No se trata de hablarles de todo a todos, se trata de hablarles de lo que a cada uno le hace sentido, de lo que a cada uno le interesa y espera escuchar y saber de esa compañía.”

[Artículo original publicado en la revista Negocios Internacionales de ComexPeru.]

Compartir:

Sobre Malena Morales

Malena Morales Valentín, Licenciada en Educación, graduada en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ha participado en diversos programas de especialización organizados por la Escuela de Administración de Negocios para Graduados (ESAN), Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, Fundación Universitaria Iberoamericana, INCAE Business School de Costa Rica, así como en el programa a distancia de Master en Dirección Estratégica, dictada por la Universidad de León, España. Actualmente es Directora de Desarrollo Sostenible y Reputación Corporativa en Backus.